5 razones de la importancia de la psicología en una vida sana

5 razones de la importancia de la psicología en una vida sana

O cómo va a influir la formación y los conocimientos en psicología en el desarrollo armónico tanto de la persona como del medio natural.

Porque todo va unido: el medio, la persona, el entorno, la naturaleza y nuestra mente. Esta es una de las razones que explican la inserción del apartado psicología en nuestro sitio: porque no entendemos el respeto y el amor por la naturaleza o sus criaturas sin atender primero a nuestra estabilidad emocional. Y cada vez se hace más difícil. Por eso, los estudios de psicología, los conocimientos y la formación sobre temas anímicos, psicológicos y espirituales son cada día más demandados.

En ZRSalud estamos comprometidos con tu bienestar a todos los niveles. No solo se trata de encontrar la salud en el plano físico, que también sino de llegar a una armonía. En este punto tanto el cuerpo (lo físico) como la mente (el espíritu) se encuentran bien, en paz, caminando hacia la felicidad. Sabemos que es difícil. Por eso, nos hemos enfrascado en desentrañar el significado de los sueños (sin decir tonterías) o nos adentramos en las terapias para armonizar los chakras o queremos mostrarte todo lo que el mindfulness, atención plena o meditación puede hacer por ti. Eso en el plano anímico, mental o espiritual.

Ni que decir tiene que no podemos olvidarnos de lo físico (sin agobios). En este sentido, en ZRSalud nos preocupamos por la alimentación saludable tanto como la necesidad de realizar ejercicio físico. Ya sé que todo es complicado. Por eso, te traemos, incluso, un entrenador personal: para que te ayude a conseguir tus metas. Si aúnas paz espiritual con un salud física razonable encontrarás el camino para la vida sana. Somos conscientes que el mundo actual no nos deja la tranquilidad para serenarnos y recuperar la calma espiritual. Es así por estas cinco razones. Si las conoces puedes trabajar para que no te afecten.

 

1.- Apártate de la contaminación atmosférica y del ruido para encontrar la paz

Porque no solo la acústica o ambiental de las calles, también la procedente de partículas y ondas de antenas. Ya son legión los estudios que anotan una bajada de defensas de forma constante en personas expuestas a ruidos continuados ya sean procedentes del tráfico, de industrias o de vecinos poco respetuosos. Pero vamos a más, parece que estos ruidos son entendidos como discordantes incluso por la arboleda urbana. También está relacionada la fibromialgia con factores estresantes continuos al incidir en los niveles de cortisol.

Ni hablamos de la contaminación atmosférica incontrolable y la también imparable por ondas electromagnéticas invisibles que afectan a individuos muy sensibles, sobre todo a niños. Esto genera un estrés constante, una agresión espiritual que no para y que impide el silencio necesario para la introspección, primer estadio para una salud mental más o menos potable.

 

2.- Las formas laborales de hoy están basadas en la soledad

¿Pero no era la competición feroz? Sí, claro, no estoy inventando nada. Pero esta exigencia constante también genera soledad atroz. Mientras estás enfrascado en conservar o subir en un puesto laboral te olvidas, muy a menudo, de los que están a tu lado. Y no solo son compañeros de trabajo también familia, amigos y conocidos que hacen posible una mínima vida social. Esto conlleva un individualismo y, a la larga, una tristeza debido a la soledad y a la percepción de vulnerabilidad.

El ser humano no puede estar solo por mucho tiempo. No hemos evolucionado así. Y, sencillamente, no estamos preparados. Hasta el más fuerte de los guerreros necesita una tribu que lo apoye. Por eso, la demanda de libros de autoayuda, de textos o trabajos que guíen por el laberinto de la soledad producida por la exigencia social va en aumento. Tener la capacidad para llevar un buen ambiente social (laboral, de ocio o familiar) es uno de los pilares para la vida sana.

 

3.- Las ciudades contemporáneas han perdido los puntos de encuentro social

Ya nada queda de los antiguos mercados donde, a la par que se vendía o se hacían negocios, también se hacía vida comunitaria. ¿Y qué decir de las pequeñas comunidades que propiciaban el encuentro individual que se convertía en social? Este aspecto de la salud humana es tan importante que en un país como España, por poner un caso, con una esperanza de vida muy elevada, acepta que son los ancianos de pequeñas poblaciones (pero con los medios médicos actuales a su alcance) los que más y mejor viven. ¿Por qué? Porque, en primer lugar hay un entramado social y de ayuda mutua que hace más felices a sus habitantes, impidiendo depresiones y hasta infecciones víricas.

 

4.- Los alimentos normales son tratados con productos químicos legales que inciden en la salud mental y física

Esta es una cuestión discutida y discutible, pero los productos alimenticios actuales, aún cumpliendo normas estrictas de seguridad, higiene y valor nutricional, son a veces tan mal tratados que pierden parte de sus propiedades, vitaminas u oligoelementos. Y eso sin contar las distintas alertas que, de vez en cuando, se dan en tal o cual alimento.

¿Quiere esto decir que nos vamos a envenenar con los alimentos que se venden en el supermercado? ¡Claro que no! Por lo menos en un día o en mes. Pero sí ya hay distintas líneas de pensamiento que inciden en una buena alimentación para una buena salud mental. En esto se incluyen ciertos micronutrientes, pero también una forma de enfrentarse a la comida sin prisas, masticando y compartiendo conversación. Ni que decir tiene que la alimentación (que tanto nos preocupa en ZRSalud) es uno de los pilares básicos de una vida sana en el plano físico y espiritual.

 

5.- Las nuevas formas de relacionarse también llevan al individualismo

El egoísmo imperante hoy en día en las distintas formas de interactuar (amorosa, amistad, familiar) facilita que los seres humanos se encuentren en una burbuja de soledad ajena al necesario contacto con sus semejantes. Y eso sin contar que los distintos y sucesivos fracasos en relaciones fallidas de amor, amistad o familiar van encadenando pequeñas psicosis y miedos difícilmente superables que desembocan en enfermedades de cierta entidad. El conocerse desde distinto ámbitos, incluso pudiendo desentrañar el significado de los sueños, es importante.

Cuando Freud puso las bases de la moderna psicología en los albores del siglo XX, había dos grupos de población: los locos y los cuerdos. Era el blanco o el negro. Más de cien años después hay una gran escala de grises en la que muy pocos están libres de una enfermedad mental o de un problema psicológico de distinta envergadura.

Por eso, desde las empresas, las escuelas o esta maravillosa herramienta que se llama Internet hay cada vez más una demanda auténtica de conocimientos de psicología. Se trata, a veces, de conocer los entresijos mentales de los individuos para dominarlos (eso para otro día), pero, a menudo, de intentar, en la medida de lo posible, un entorno más favorable para sacar lo mejor de nosotros mismos. Y dejar lo peor para la basura o la alcantarilla.

En ZRSalud queremos tu bienestar y trabajamos por una vida sana a todos los niveles. ¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

Deja un comentario