Tratamiento fibromialgia: cómo afrontar la enfermedad

Tratamiento fibromialgia: cómo afrontar la enfermedad

El único tratamiento fibromialgia posible van dirigido a mitigar el dolor y a conseguir una mejor calidad de vida del paciente. A la larga produce más dolor. Por eso, la única forma de afrontar la enfermedad es con una acción de forma natural. 

¿Qué es la fibromialgia y por qué la tengo?

Es una enfermedad casi desconocida, de causas inciertas, incomprendida, invalidante, crónica y sin una cura (te lo adelanto) a corto plazo. Cursa con un dolor constante y difuso por todo el cuerpo.  A ello se unen problemas de concentración, de memoria, vértigos, mareos y una galopante tristeza que se confunde con depresión. Como he dejado en este artículo,  las causas de la fibromialgia son desconocidas y las investigaciones van un poco a ciegas.

Tratamiento fibromialgia con productos farmacológicos ineficaces 

La medicina occidental actual se mueve por protocolos. El médico tiene estipulado unos trámites (farmacológicos) a seguir y a ellos se ciñe. A pesar de la complejidad de la enfermedad, de que no se sabe  con certeza por qué se desencadena, la batería de pastillas que tu doctor tiene preparada para ti está relacionada con fármacos para la depresión. Te va a mandar una píldora para levantarte el ánimo, otra para calmarte, otra para dormir, otra para la inflamación… Y tendrá que coordinar las dosis para no dejarte, en pocas semanas, fuera de combate.

En definitiva, te va a recetar compuestos para la depresión sin tenerla. Pero lo peor no es eso. Y eso sin contar que los últimos estudios están empezando a indicar que tampoco se sabe muy bien cómo funciona la depresión. Esto es, los avances más recientes no tienen claro qué sucede en la cabeza de un paciente depresivo. Tampoco se sabe si son eficaces los tratamientos actuales. De hecho se indica a las claras en los prospectos informativos. Entonces, ¿cómo se receta sin más estos medicamentos para una enfermedad que no tiene relación ninguna? Esta es la pregunta de un porcentaje cada vez mayor de pacientes con fibromialgia.

¿Qué sucede con este tratamiento fibromialgia?

Los efectos secundarios son perversos porque te están dando fármacos para una enfermedad que no tienes (y de tenerla lo mismo tampoco te funcionan). Tus síntomas continúan agravándose. A ello contribuye la incomprensión y el sentimiento de impotencia que te rodea. Además, este tipo de fármacos antidepresivos, en un alto porcentaje, crean dependencias de la que es difícil salir. En España, tenemos casos de famosos que han tenido que ser ingresados incluso para poder manejar mejor la enfermedad. Y eso ha sucedido tras años con dosis cada vez más elevadas de estos medicamentos a todas luces ineficaces.

Estoy hablando de genéricos como la gabapentina, fluoxetina, velanxafina, paroxetina, milnacipran… Algunos de ellos para enfermedades gravísimas como los delirios, trastornos bipolares, esquizofrenias… Estos fármacos tienen efectos secundarios tan terribles como pérdida de memoria, desconexiones cerebrales, pérdida de interés, visión borrosa y un largo etcétera. El paciente sigue con el dolor después de haberse enganchado a una droga por muy legal que esta sea.

 

El efecto adverso y perverso de un anticonvulsivo para el tratamiento fibromialgia

Cuando estos fármacos se demuestran ineficaces, el médico, en lugar de recurrir a otras terapias, más acordes con el ser humano va y te receta un anticonvulsivo. Este fármaco tan potente que debe tomarse poco a poco e ir vigilando sus efectos se creó para eliminar las convulsiones de la epilepsia.  Y… se hizo una campaña publicitaria para que fuera aprobado en el tratamiento de la fibromialgia sin ningún estudio que respaldara su efectividad.

Se ha convertido en un bestseller (con su correspondiente beneficio económico para la farmacéutica que lo lanzó) con efectos secundarios gravísimos:

Efectos secundarios de la medicación más común para la fibromialgia

  • Hace sentir al paciente un desdoblamiento peligrosísimo, como si no te perteneciera el cuerpo que habitas. No voy a ser yo la que ponga aquí a dónde puede llegar esa sensación.
  • Agrava enfermedades cardíacas existentes a la vez que produce arritmias en quien no las tenía.
  • Mareos y desconexión cerebral. Es como un flash. De repente no sabes dónde estás y pierdes el control de tu cuerpo. Si estás bajando una escalera, puedes caerte. Este fue mi caso. Me partí una pierna. No digo más.
  • Sequedad de la boca e irritación de la garganta. En casos graves puede haber inflamación de esta zona.
  • Produce hinchazón y un aumento de peso que es difícil de manejar con el tiempo incluso con dieta y ejercicio tras dejar el tratamiento.
  • Disfunciones sexuales de todo tipo que remiten (afortunadamente) al abandonar las pastillas.
  • Vértigos y falta de coordinación.
  • Tristeza profunda.

Los efectos adversos son tantos y tan peligrosos que ya se están planteando retirarlo de las farmacias para el tratamiento de la fibromialgia. Otro lucha van a tener que librar las personas que lleven con Lyrica mucho tiempo y que deban readaptarse a otra terapia.

 

Entonces, ¿Qué puedo hacer para sobreponerme al dolor de la fibromialgia y a todos sus síntomas?

Visto lo cual, la fibromialgia solo puede atajarse desde un aspecto multidisciplinar.  Es importante, sobre todo, llevar una buena calidad de vida. Los últimos estudios relacionan la aparición de la fibromialgia con una hiperactividad neuronal. Es muy frecuente en personas sometidas a estrés severo, dolor psíquico agudo, duelos no resueltos, manejos durante largo tiempo de personas tóxicas… Un alto porcentaje de personas aquejadas con este mal han antepuesto la felicidad de los demás a la suya propia. Para sobreponerse a la dolencia, hay que empezar con terapias de coach y aprender a cuidarse desde distintas facetas:

Alimentación

Ocio saludable

  • Las actividades al aire libre y un ocio saludable ayuda a acortar las crisis y a hacerlas cada vez menos recurrente.

Ejercicio físico en el tratamiento de la fibromialgia

Mejora de la asertividad

  • Es muy importante controlar el estrés y aprender a gestionar los problemas sin que ello conlleve dolor psíquico, duelos, faltas de autoestimas o bajones emocionales. Por eso, también es importante, junto al ejercicio físico, iniciarse en alguna práctica de autoconocimiento, meditación o el mindfulness que tan buenos resultados está dando para sobrellevar todos los contratiempos del día a día.

 

Me llamo Candela Vizcaíno y tengo fibromialgia

Sé lo que es la fibromialgia. El proceso hasta llegar a ese nombre fue tremendamente doloroso. Los tratamientos químicos y farmacológicos, en mi caso, fueron peores que la enfermedad. He podido vencer al pudor y he dejado en mi sitio todo lo que supuso y supone aún la gestión de la enfermedad.

Tuve que aprender a vivir con ella de la única manera que sabía: investigando, descartando, superando incomprensiones de propios y extraños y aprendiendo a caminar de nuevo sola. Me hice un plan y, con sumo trabajo, lo llevé a cabo. Han sido meses terribles recorriendo tantos contratiempos sin una mano amiga que había días que creía desfallecer. Afortunadamente mi fortaleza anímica y una infancia feliz me han ayudado en este proceso.

¿Cómo me encuentro hoy con fibromialgia?

Hoy  puedo decir que sé cómo gestionar la enfermedad sin ayuda de profesionales médicos que van a la receta, a lo fácil, a no escucharte, a meterte en un cajón. Y alguno de esos cajones llevan hasta con el etiquetado de loca o mentirosa. En definitiva, te van a dar pastillas que a todas luces no funcionan… He aprendido a levantarme por las mañanas sin poder a veces. He conseguido ver la vida de otra manera y a reconocer dónde podrían estar los fallos, a pararme… Pero también a volver a sonreír y a vivir plenamente. ¿Qué más puedo pedir?

Tratamiento fibromialgia: ¿Cómo he llegado hasta aquí?

Todo ese proceso complejo que he ido llevando durante estos meses lo he plasmado en un curso de nueve semanas con la sana intención de ayudar a otros a gestionar esta terrible enfermedad. Se hará como es debido: atacando los síntomas con prácticas saludables. Soy consciente de que la cura está lejos. Quizás no llegue nunca, pero sí tenemos que aprender a sobreponernos y a ir caminando poco a poco. Mi intención es ser guía, mano amiga, coach por los vericuetos de esta enfermedad.

He propuesto un plan de ejercicio físico, dietético, de ocio, de alejamiento de personas tóxicas (son tantas y de tanto tipo…), de percepción de la vida con más alegría. Les hablé a los promotores de ZR Salud sobre este curso acerca de la gestión de la fibromialgia. Y desde el principio estuvieron encantados con la idea y se pusieron con toda la parte técnica para hacerlo realidad.

 

¡Ya tenemos el curso para superar la fibromialgia activo!  

Y también nos puedes encontrar en la página de Facebook de ZRSalud y en nuestro grupo de vida sana. ¡Pide entrada!

Por Candela Vizcaíno

 

 

8 Respuestas para “Tratamiento fibromialgia: cómo afrontar la enfermedad”

  1. Guadalupe Ayala García dice:

    Muy de acuerdo en cuanto al tipo de vida que hay que llevar. Muchos enfermos van de médico en médico (hoy es así sólo en pocos casos) sin obtener una respuesta (una pastilla u operación mágica)que no existe.
    Un tratamiento físico y psicológico es esencial para llevar la enfermedad y, desde luego, un cambio de vida. Los antidepresivos, sí investigados, sirven para subir el umbral del dolor por lo que con una correcta dosis mejoran la calidad de vida.
    Cualquier paciente con dolor crónico, no duerme, no descansa, y llega a un círculo difícil difícil de romper: a más estrés, más dolor, a más dolor menor calidad de sueño, etc.
    Me parece muy interesante todo lo que indicas y espero que muchas/os pacientes se impliquen en su enfermedad, sin cargarse con más trabajo del que pueden realizar, esto es, algo muy importante.
    Hay tribunales médicos que deniegan la incapacidad por que ven que en la mayor parte de los casos somos mujeres que además de un trabajo fuera de casa, tenemos otro trabajo en casa, cuidando, de la casa, los niños, los mayores, etc. Esto es, 16 horas o más y esto lleva a caer del todo.
    Te agradezco tu información y todo lo que nos puedas aportar. Muchas gracias y suerte ,

    1. Gracias Guadalupe por tu comentario. Ese es otro problema: la sobrecarga emocional. Por eso es importante entrenarse y saber decir no.
      Aquí estaré dando más noticias.

  2. Aurora Canela aurocanela@gmail.com dice:

    Totalmente de acuerdo en todo .El problema es cuando se tienen otro tripo de dolores relacionados con la columna q son el agravante y mucho más dolorosos q la fibromialgia. Son 33 años con ella x eso se q nada funciona .A

    1. Hola Aurora, entiendo que 33 años es mucho, pero sí funciona el deporte. En eso está basado el curso que estamos organizando. Si tienes algún problema adicional en la columna, pregunta a tu médico porque, seguramente, podrás nadar. No te rindas!!! Con cuidados se puede sobrellevar la enfermedad. Te mereces estar bien, sin dolor y disfrutando de la vida.

  3. Irma cortada dice:

    Mr encanta ti exposición. Me siento tan ifentificada! Para cuándo ese curso??????

    1. Hola Irma! Gracias por tus palabras. Eso es lo que intento: canalizar esta enfermedad para poder sobrelleverla. Con deporte y cuidado se puede conseguir. El curso ya está disponible. Te dejo el link https://zrsalud.es/curso-fibromialgia-online/
      Pica en cursos y allí te lo encuentras.
      Seguimos…

  4. Ana dice:

    Buenas tardes, Estoy de acuerdo contigo en casi todo, a mi el ejercicio me agrava más los dolores, te lo aseguro, tengo Protusiones y hernia en cervicales, rectificación cervical ,el neurólogo me prohibió la natación, intente hacer ejercicio en un gimnasio , algo muy suave, pero nada, tuve que dejar de ir, aún así salgo a caminar aunque sólo sean 30 minutos al día, y eso medio lo voy llevando, aunque hay días que no puedo ni andar, no tengo sobrepeso, tomo una dieta adecuada y sin excesos, y sinceramente, Estoy cansada de escuchar eso de que el ejercicio ayuda, no a todos los enfermos nos sienta igual la misma medicación y no a todos los enfermos nos sienta igual el ejercicio, en mi caso la frase de “querer es poder” no tiene significado, y más cuando te están achuchando siempre con lo mismo, médicos, familiares, amigos…., lo único que me causa es más estrés por qué quiero y no puedo y más sentimiento de tristeza, de estorbo…. dejen de aconsejar lo mismo para todos, hay 4 tipos de fibromialgia, y cada una tiene sus pos y sus contras.
    Gracias y un saludo

    1. Buenos días Ana, efectivamente cada fibromialgia es distinta. No a todos los enfermos les van bien lo mismo. Pero eso pasa con todas las enfermedades. Por eso no vamos a dejar de recomendar lo que les va bien a la mayoría. Tanto es así que tú misma estás diciendo que es lo que te ha aconsejado el médico. Entiendo que, a veces, se quiere, se intenta y no se consigue, pero no por eso vamos a dejar de intentarlo. Reitero: en la mayoría de enfermos, el ejercicio físico hace mejorar notablemente los síntomas. Deseo de todo corazón que te recuperes lo antes posible.

Deja un comentario