Talleres de meditación: mindfulness para  combatir el insomnio

Talleres de meditación: mindfulness para combatir el insomnio

Y lo primero que tienes que preguntarte es por qué tienes insomnio. Seguramente en el 95% de los casos la contestación es porque tienes muchos problemas. Es verdad. Todos los tenemos. ¡Hasta la gente que duerme bien! No te voy a proponer que nada te importe, pero sí un sano despego de las preocupaciones. Este es el primer paso y aquí es donde puede ayudarte el mindfulness y los talleres de meditación para combatir el insomnio. Pero vayamos por partes que vamos muy deprisa.

Para, reconoce por qué tienes insomnio y cómo puede ayudarte los talleres de meditación y de mindfulness

Lo primero es parar y reconocer por qué te llevas las noches en vela. Si lo consigues, habrás dado el primer paso, quizás el más importante, para solucionar el problema. El mindfulness te puede ayudar desde distintas perspectivas. Voy a intentar enumerar las más frecuentes:

Estrés y condiciones ajenas a nosotros

  • El estrés, la ansiedad, las preocupaciones, el exceso de responsabilidad, las cargas familiares… todo ello produce insomnio. Problemas en el trabajo, discusiones con la pareja, desbarajustes económicos, enfermedades en ciernes e, incluso, que vayas a tomar un avión el día siguiente provocan desvelos. En definitiva, es el miedo lo que te despierta o… no te deja dormir. Da igual la razón.
  • Excepto los problemas de salud que, a veces, no están en nuestra mano resolverlos, todo lo demás se puede tratar de día y no a altas horas de la noche, en el tiempo del descanso. En este sentido, el mindfulness te ayuda a controlar la mente. Te enseña a que no se desboque. Te muestra cómo calmar los pensamientos. Solo por eso ya merece la pena su práctica. Seguimos…
  • A veces nos despierta algo externo (ruidos, ronquidos, golpes…) Esto no puede considerarse insomnio. El problema se produce cuando es una constante, cuando es un día a día. Si los ruidos no son demasiado graves y te despiertas simplemente porque tienes un oído sensible o porque eres especialmente susceptible también puedes buscar ayuda en el mindfulness. ¿Por qué? Porque aprendes a despegarte de los contratiempos para verlos sin tanto tremendismo.

Los talleres de meditación no solo mejoran problemas físicos sino también el insomnio

  • Quizás te despierte el dolor. Claro que este puede ser puntual y te puedes tomar un analgésico. Otra cosa son las personas que sufren (sufrimos) de cuadros tan tremendos como la fibromialgia. Con este síndrome no solo te cuesta más trabajo dormir sino también llegas a despertarte por la noche debido al dolor.
  • Pues bien, con las técnicas de mindfulness consigues también entrar en un estado en el que ese malestar general de la enfermedad logra mitigarse. Además, para esta dolencia (y de eso hablaremos otro día) el mindfulness va estupendamente porque consigues ir, poco a poco, accediendo a una situación de serenidad que se convierte en la base de la superación de todos los síntomas.
  • Cambios hormonales en la mujer. Menstruación, embarazos, menopausia… todo ello provoca una revolución en las hormonas que afecta al sueño significativamente. Esta condición física no la podemos cambiar, pero sí aprendemos con el mindfulness a serenarnos, estadio previo para conciliar el sueño necesario de una vida saludable.

Los talleres de meditación te pueden ayudar a controlar pesadillas e, incluso problemas de adición

  • Y para lo último dejamos las pesadillas. Bien es verdad que pueden ser puntuales pero ten en cuenta que las recurrentes son avisos, comunicaciones, diálogos de tu inconsciente, el cual te está advirtiendo de que algo en tu vida no funciona. Aunque todos las sufrimos, si estás pasando una etapa en las que son diarias o muy frecuentes tienes que hacer un esfuerzo de introspección y analizar qué no funciona en ti. Las técnicas del mindfulness te ayudan a hacer ese viaje hacia tu espíritu y tu mente. Aparte de mindfulness, cuando la mente no va lo bien que nos gustaría también tenemos que barajar la posibilidad de hacer ejercicio físico.
  • Las drogas y adicciones (tanto legales como ilegales) también generan insomnio. Si verdaderamente admites que tienes algún problema con una sustancia concreta, aparte de empezar con una vida sana en la que entra el mindfulness, el ejercicio físico y una alimentación equilibrada, no dudes en pedir ayuda externa. Te mereces ser feliz sin tener por qué recurrir a paraísos artificiales que solo minan tu salud.

Cómo actúa el mindfulness para controlar el insomnio

• Esta técnica de meditación te ayuda a controlar la mente, a evitar que se disperse, a pararla cuando se va hacia pensamientos negativos. Esto es lo que sucede cuando tienes insomnio: que las ideas van de bote en bote, de situaciones destructivas a previsiones catastróficas. El mindfulness te ayuda a cortar de raíz este descontrol cerebral. Una vez que has conseguido parar los pensamientos inquietantes, el sueño llega por sí solo.

¿Cómo funcionan los talleres de meditación basados en el mindfulness?

El mindfulness quiere que te centres en el aquí y el ahora, en vivir el presente (que, en español, también significa regalo) sin juicios. Este es el primer paso para la felicidad y también, la base para controlar el estrés. El estrés se produce porque nos anticipamos a los hechos previniendo una situación negativa. El estrés te dice que todo va a salir mal y que no vas a poder solucionar lo que tienes entre manos. El resultado es la paralización, el miedo y, por tanto, el insomnio.

Los ejercicios de mindfulness te ayudan a vivir el minuto actual sin juicios. Por tanto, el miedo se aleja. Cuando el miedo se va, el estrés va desapareciendo. Los problemas comienzan a verse en la lejanía. Empiezas a creer en tus posibilidades. Visualizas tus carencias sin machacarte. La aceptación llega a tu vida. Y el insomnio desaparece poco a poco casi sin darte cuenta.

Beneficios del mindfulness y los talles de meditación para controlar el insomnio

El mindfulness, al centrarse en el presente, al no sacar cosas del pasado, al comprender sin juzgar, al hacerte comprender tus limitaciones (todos las tenemos), al presentarte tus puntos fuertes te ayuda a mejorar todas tus relaciones, ya sean laborales, sociales o familiares. Y ni que decir tiene que si los conflictos se diluyen, la ansiedad va, a la par, desapareciendo. Por tanto, el insomnio se va alejando de tus noches.

En definitiva, con el mindfulness aprendes a no darle mucha vueltas a las cosas, a colocar cada situación y persona en su lugar (empezado por ti mismo), a vivir el presente, a no proyectarte en un futuro que desconocemos, a aparcar miedos infundados y, en un estadio más evolucionado, a aceptar nuestra finitud como parte de la naturaleza. Lo mismo únicamente los practicantes más avanzados alcanzan la plenitud y sabidurías totales, pero al común de los mortales el mindfulness nos ayuda a vivir mejor y en ese vivir mejor están noches sin insomnio.

Recuerda que la casilla comentarios está abierta a tus dudas e impresiones. Y que hemos diseñado un curso de mindfulness que puedes seguir vía online perfecto para los problemas de insomnio. 

Puedes consultar el programa de este taller de meditación basado en el mindfulness aquí.

Por Candela Vizcaíno

Deja un comentario