Ponte en marcha y supera la fibromialgia severa controlando el cortisol

Ponte en marcha y supera la fibromialgia severa controlando el cortisol

Sí se puede. Sí es posible. Sí se va sabiendo más. Sí avanzan las investigaciones. Otra cosa es la comunicación de las mismas. Y la buena noticia, hoy 4 de septiembre de 2018, es que de la fibromialgia  se sale. Yo lo he hecho. Hay muchas personas ya en marcha que logran superar la enfermedad, incluso con una fibromialgia severa, la que voy a tratar hoy. No te voy a proponer ningún plan descabellado ni ninguna teoría que se acerca más a la tontería absoluta que a la ciencia. Reconozco que, en mi proceso de investigación, he leído auténticas barbaridades. La red parece que se ha llenado con teorías absurdas y hasta (me lo vas a permitir) malintencionadas. Y, mientras tanto, las enfermas de fibromialgia severa o leve no saben a dónde acudir, qué hacer, cómo vivir con síntomas terribles.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia severa?

No me repito más que ya he hablado sobre este tema en este mismo espacio. Las causas de la fibromialgia no son conocidas. Se investiga con cuenta gotas. No interesa a nadie y para eso no hace falta acercarse a la teoría de la conspiración. Desde hace tiempo se sospecha que la fibromialgia severa o de cualquier grado se produce por un desbarajuste hormonal a nivel neuronal. Un porcentaje elevadísimo de enfermas (somos mayoría femenina, el cual se acerca al 90% o más) ha estado expuestas a altos niveles de estrés, dolor psíquico y gestión de personas tóxicas en soledad durante largos períodos de tiempo.

Esto produce que una hormona llamada cortisol (fundamental en su justa medida para la buena salud del organismo) se encuentre descompensada, alterada o elevada. Sobre el cortisol y sus efectos en la fibromialgia severa y leve ya he hablado en este post. Pido disculpas por ir dirigiéndote de link en link pero en ZRSalud ya llevamos mucho tiempo estudiando, investigando y dando a conocer los efectos perversos de la fibromialgia sobre el organismo. No me quiero repetir.

Las últimas investigaciones apuntan a niveles alterados de cortisol tanto en la fibromialgia severa como leve y éste sería el causante de los síntomas de la enfermedad (aquí va otro link) que todas padecemos y sufrimos. Entonces, si se sabe que ésta podría ser la causa, ¿por qué no hay un tratamiento? Lo siento pero no puedo dar explicación a respuesta tan sencilla. Sobre la fibromialgia se dice de todo. Las enfermas no estamos consideradas ni respetadas. Y, por tanto, no le interesamos a nadie. En una inmensa mayoría, además, ni a las personas más cercanas de nuestro entorno.

¿Cuándo puede decirse que mi fibromialgia es severa? ¿Hay una prueba específica?

Si el cortisol es el causante de la enfermedad, ¿cómo podemos mantenerlo a raya? En eso estamos en ZRSalud con nuestro curso (que es todo online pero muy fácil de realizar desde casa). Para las enfermas de fibromialgia severa quizás seguir este plan de vida les resulte más difícil que para aquellas que padecen la enfermedad en un grado leve. Pero, ¿cómo sé el nivel de mi enfermedad? ¿Hay un test de fibromialgia para el diagnóstico? Desgraciadamente, no hay ninguna prueba específica y eso de los puntos de dolor está descartado en los casos de fibromialgia severa porque, sencillamente, duele todo.

En líneas generales se considera que tienes la enfermedad en este grado si:

  • El dolor te impide ejecutar la más mínima tarea.
  • Apenas puedes dormir por las noches.
  • Ya has experimentado deterioro cognitivo.
  • Los vértigos son constantes.
  • El cansancio no te permite levantarte de la cama.
  • Estás en tratamiento con medicamentos que no te hacen efecto.
  • ¡Si has llegado a la morfina! Una barbaridad que ninguna paciente de fibromialgia en cualquier grado no debería soportar. Pero este es el sistema perverso en el que estamos. En el que un médico receta este tipo de medicamentos a enfermas jóvenes para una dolencia que, afortunadamente, no es terminal.

¿Cómo influye el cortisol en la fibromialgia severa?

Estoy hablando de síntomas terribles, invalidantes, dolorosos a todos los niveles para la persona que lo sufre. Estoy hablando de una enfermedad que se retroalimenta y es aquí donde interviene el cortisol. Es, en esencia, la hormona del estrés. Se libera incluso realizando ejercicio físico intenso (no es el que nosotros proponemos) y se “vuelve loco” cuando has estado sometida a largos periodos de dolor anímico, cargas excesivas o problemas que no te corresponden. El cortisol está alterado en las personas que no reciben, por norma general, ayuda alguna.

Y ese sobreesfuerzo (es proporcional) es el que genera la fibromialgia severa. Es esta hormona la que produce el dolor, los vértigos, el insomnio, problemas estomacales, desconexiones cerebrales…

¿Cómo hago para recuperarme de una fibromialgia severa?

Si el cortisol es el causante de la fibromialgia, entonces la respuesta a la enfermedad estaría en controlar (en la medida de nuestras posibilidades) la segregación de esta hormona. ¿Y eso cómo se consigue? Anota que se puede hacer:

1.- Se puede controlar los niveles de cortisol realizando ejercicio moderado constantemente. Pero, ¿no he dicho que se eleva cuando se hace deporte intenso? Efectivamente, pero estoy hablando del entrenamiento de un Rafa Nadal o de cualquier otro deportista de élite. Para mantener el cortisol en niveles saludables hay que realizar ejercicio físico moderado y a diario. En cuatro o cinco meses empezarás a notar una mejoría de notable a sobresaliente. Pero, si me duele todo, ¿cómo voy a ir al gimnasio? Lo sé. ¿Qué me vas a contar? Hay que empezar muy poco a poco, en un descanso de las crisis de la fibromialgia severa. Lo he contado aquí. Al principio es terrible porque se unen las agujetas con el dolor de la enfermedad, pero, muy pronto, empiezas a notar que todo va a mejor.

2.- Otro punto a cuidar es la alimentación. Cuando el cortisol está elevado se produce una acumulación de grasa en la zona del abdomen y de aquí se alimenta esta hormona. La única manera de cortar sus efectos es reduciendo esa zona. Además, también se descompensa con una dieta rica en hidratos de carbono y azúcares.

3.- A poco que te sientas bien tienes que hacer un plan para apuntarte a realizar ocio saludable si es posible junto a la naturaleza. El mar, como he anotado en otra ocasión, mejora sensiblemente los síntomas de la fibromialgia.

4.- Y la nota del curso es mejorar la asertividad para no generar más estrés y romper, de una vez por todas, el círculo vicioso de la fibromialgia severa.

Curso de ZRSalud para superar la fibromialgia

Ni que decir tiene que todo esto lo puedes poner en práctica en casa, con ayuda de un entrenador o apoyándote en el mindfulness o en cualquier otra técnica de relajación. Estas notas se pueden poner en práctica por cualquiera sin necesidad de acompañamiento. Dicho esto, entiendo perfectamente que es difícil (no a veces sino casi siempre) romper ese círculo vicioso de cansancio, agotamiento y dolor. Por eso, nuestro curso no solo está basado en esos cuatro pilares sino que, desde ya, me propongo ser tu coach para ayudarte a vencer esas pruebas terribles que se van a presentar a lo largo del entrenamiento.

Sé de lo que hablo. Lo he sufrido. Me ha cambiado la vida, pero también te digo que se sale. Seguramente solo oirás en los foros de fibromialgia que no tiene cura y que la única opción es aguantarse y tirar con calmantes. ¿Es eso lo que quieres para ti? ¿Acaso no mereces ser feliz? ¿Es mucho pedir llevar una vida plena sin dolor y sin fatiga? Claro que no. Es lo mínimo a lo que debe aspirar cualquier ser humano.

Si comienzas, lo vas a conseguir porque solo fracasas en aquello que no intentas. El premio no solo va a ser una vida fuera de dolor sino una perspectiva vital diferente en la que, por empezar, te antepongas (con un egoísmo saludable) ante situaciones que no tienes que soportar. El hecho de dedicar horas a ti, a tu cuidado, a tu bienestar, no solo te va a permitir superar la enfermedad,  sino que  también te va a dar herramientas (sin saber incluso cómo han llegado hasta ti) para resolver otros conflictos.

¿Qué dices? ¿Hablamos? Por el medio que quieras.

Recuerda mi nombre y búscame: Candela Vizcaíno

 

 

Deja un comentario