Salud sexual y el envejecimiento

Salud sexual y el envejecimiento

Salud Sexual en las personas mayores

El proceso de envejecimiento a menudo contribuye a la falta de interés y actividad sexual entre las personas mayores. Esta falta de intimidad puede causar tensión severa en cualquier relación y puede hacer que las parejas pierdan interés el uno en el otro. Este artículo promueve una mejor salud sexual durante la vejez al proporcionar información y consejos sobre cómo las personas mayores aún pueden tener una vida sexual satisfactoria a pesar de su edad.

En la mayoría de las películas y programas de televisión, las escenas de naturaleza sexual a menudo muestran a personas jóvenes y de piel lisa «poniéndose en marcha». Pero la edad no es una razón para dejar que su vida sexual se deslice. La intimidad con su pareja es una parte esencial de cualquier relación, ya sea que tenga entre 20 y 50 años. Además de impulsar su relación personal con su pareja, el sexo también promueve una mejor salud sexual, algo imprescindible independientemente de su edad. A continuación hay algunos consejos que pueden ayudarlo a envejecer con gracia y sexualmente:

1. Acepte los cambios en su cuerpo y procure mejorar.

No se detenga por la flacidez de la piel de sus antebrazos o su barriga protuberante. En cambio, agradezca estos cambios, pero haga su parte para minimizarlos. Mantenga una rutina de cuidado de la piel específica para la edad, un ejercicio o régimen de ejercicios, una dieta saludable y un estilo de vida. La confianza es un refuerzo sexual primordial y verse bien y estar saludable son parte de esto. Sin embargo, aceptar que es posible que no puedas ponerte los jeans que usabas cuando tenías 20 años o usar los abdominales que tenías en tus días universitarios. Solo esfuérzate por estar saludable y sentirte bien en tu propia piel y tu cuerpo.

2. Tome nota y comuníquese sobre las necesidades sexuales cambiantes de usted y su pareja.

A los 20 años, puede sentirse en funcionamiento en el instante en que su pareja entra por la puerta. Sin embargo, la edad sí afecta tus respuestas sexuales y las de tu pareja. La edad puede hacer que su cuerpo requiera más estimulación para sentirse excitado y alcanzar el orgasmo. Del mismo modo, su pareja, siempre que tenga el mismo rango de edad, puede sentir las mismas necesidades, como una estimulación más prolongada para sentirse excitada. Saber qué le pide y que botón tocar para su cuerpo y su pareja es esencial para comunicar sus necesidades sexuales entre sí.

3. Amplíe su definición de relaciones sexuales.

El coito real puede ser muy agotador, especialmente si tiene dolor en las articulaciones. Comprenda que las relaciones sexuales son solo una de las formas en que puede lograr la intimidad sexual con su pareja, no es la única. A menudo, los besos apasionados, los toques, los masajes y otras formas de contacto sexual pueden ser lo suficientemente satisfactorios para ambas partes.

4. Huir de la rutina.

Si usted y su pareja han estado teniendo relaciones sexuales después de un largo día de trabajo durante los últimos 10 años de su relación, es posible que desee considerar el sexo matutino como una alternativa. Un simple cambio en la rutina puede acelerar tu vida sexual y comenzar a hacer que las cosas vuelvan a ser emocionantes. Cambie los hábitos y las costumbres, conquiste a su pareja, crear un ambiente romántico con una cena, un poco de música e incluso algo de baile pueden ser alicientes con un gran resultado.

5. Consulte a su médico.

A veces, los cambios que experimenta su cuerpo pueden ser demasiado severos y pueden afectar su rendimiento sexual. Las cirugías, las enfermedades crónicas y los medicamentos pueden afectar la forma en que su cuerpo responde a la estimulación sexual. Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios de los medicamentos que está tomando en su impulso y respuesta sexual. Del mismo modo, una larga discusión sobre enfermedades crónicas como la presión arterial alta, problemas cardíacos y sus efectos en su vida sexual también es para garantizar la seguridad de su salud al hacer el acto. Puede pedirle a su médico una receta de medicamentos que pueden ayudar a aumentar su vigor sexual y aumentar su libido.

Esperamos que te haya gustado nuestro post “Salud sexual y el envejecimiento”, si tienes cualquier duda, o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros, a través de nuestro formulario de contacto o de nuestra página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *