Programa del curso de mindfulness de ZRSalud

Programa del curso de mindfulness de ZRSalud

ZRSalud en compromiso con la serenidad y la paz espiritual

En ZRSalud estamos implicados con el crecimiento personal, con la estabilidad emocional, con los cambios que, introducidos en nuestra rutina, nos hacen sentir mejor. La práctica deportiva, la meditación, la alimentación, los hábitos sanos, el saber escuchar nuestro cuerpo y emociones, la unión con las criaturas de la naturaleza así como la superación de enfermedades tan limitantes como la fibromialgia, son nuestras razones de ser. Creemos en la persona como un todo en el que no puede ir por un lado lo físico y por el otro el lado psíquico. Ni que decir tiene que la estabilidad anímica y espiritual depende de la salud (entendida en general) como pilar básico. Aquí es donde el mindfulness nos puede ayudar a todos los niveles. Por eso hemos creado un curso de mindfulness online cuyo programa os traemos hoy.

Somos un equipo multidisciplinar que nos hemos propuesto llevar al lector de este sitio por los derroteros, recovecos y caminos despejados de lo que conocemos como vida saludable. Y, además, queremos hacerte partícipe de ello. ¿Entras? ¿Gustas?

Programa detallado del curso de mindfulness de ZRSalud

En esta línea se inserta nuestro curso de mindfulness. Es totalmente online y dura nueve semanas. A tu disposición siempre habrá una línea de comunicación específica aparte de las ya abiertas de forma general en nuestro grupo de Facebook y en la página de la misma red social. A continuación detallamos el programa completo.

1.- Introducción al curso de mindfulness de ZRSalud

  • ¿Qué es el mindfulness o atención plena?
  • Mindfulness para eliminar los apegos.
  • Diez beneficios de la práctica del mindfulness.
  • Información interna necesaria para el curso.

2.- Ejercicios del curso de mindfulness de ZRSalud

2.1.- Ejercicio 1: ¿Cómo iniciarse en la fábrica de conciencia? Bases prácticas. Cuestionario.

2.2.- Ejercicio 2: Aprendiendo las prácticas preliminares para ser conscientes de los estados de la percepción (sensación, percepción, integración). Bases prácticas.  Cuestionario.

2.3.- Ejercicio 3: Entrenando los distintos estados de percepción para hacerlos uno con la mente. Bases prácticas. Cuestionario.

2.4.- Ejercicio 4: Detectamos cuáles son las emociones que nos turban. Bases prácticas. Cuestionario.

2.5.- Ejercicio 5: Respiramos las emociones perturbadoras como una acción para eliminarlas de nuestra mente. Entramos en ellas a fondo sin juicios de valor. Bases prácticas. Cuestionario.

2.6.- Ejercicio 6: Identificamos las respuestas a nivel celular de las emociones para que no nos hagan daño. Bases prácticas. Cuestionario.

2.7.- Ejercicio 7: El conocimiento del sentido pleno de libertad para poder alcanzarla, primer estadio para la autoconciencia y para la felicidad. Bases prácticas. Cuestionario.

2.8.- Ejercicio 8: Tomamos conciencia de nuestras limitaciones para poder superarnos como personas. Bases prácticas. Cuestionario.

2.9.- Ejercicio 9: Comenzamos a andar de otra manera con la claridad sin juicio y la serenidad de una mente que sabe del sentido profundo de los actos en libertad. Bases prácticas. Cuestionario. Invitación a comunicar la experiencia personal.

¿Por qué todos hablan del mindfulness?

La respuesta es difícil y fácil a la vez. Las técnicas de meditación que propone esta disciplina procedente de Oriente están adaptadas a todas las personas, condiciones y circunstancias culturales o sociales. Esto es, el mindfulness es capaz de llevar al individuo normal y corriente las enseñanzas de meditación de los maestros budistas o de la escuela zen.

Ni que decir tiene que los resultados son visibles nada más empezar. Además, una vez tienes los rudimentos necesarios puedes continuar en soledad. No hay límites. Ni siquiera el cielo es una meta porque, con la meditación, puedes trascender la finitud que atormenta y ha atormentado al ser humano.

El mindfulness tiene probados beneficios en distintos procesos de la vida: cuando nos superamos con el estrés, cuando sufrimos de depresión, cuando las noches se convierten en largas y oscuras por el insomnio, con el miedo ante un embarazo, en enfermedades tan invalidantes como la fibromialgia, en la gestión de duelos no resueltos…

Son múltiples las razones que nos llevan al mindfulness, a la meditación, a mirarnos en nuestro interior, a intentar domar la mente para que no se vaya por su camino jugando con nuestros sentimientos. Porque una cosa está bastante clara: todo está en nuestro interior.

El mindfulness propone la alegría serena que lleva a la felicidad.

Suscríbete a nuestro curso y aprende a dominar la mente a través del mindfulness. La dicha te espera.

Por Candela Vizcaíno

Deja un comentario