La mente, nuestra visión y actitud para mantenerse en forma

La mente, nuestra visión y actitud para mantenerse en forma

Hacer deporte sin salir de casa: mantenerte en forma haciendo tu rutina diaria

Por muchas dietas que probemos, por mucho que vayamos al gimnasio, por mucho que salgamos a correr, que juguemos al pádel, que hagamos senderismo los domingos… no es suficiente para tener una vida plena y saludable. Para mantenerse en forma hay que estar concienciados y tener una constante actitud positiva en nuestro día a día.

¿Cuántas veces me he quedado sentado delante del ordenador siendo consciente de que tengo pendiente de hacer la plancha u ordenar el garaje? ¿Es tan solo que soy perezoso? Tener una vida sedentaria o no movernos de nuestra zona de confort son unos de los grandes problemas que tenemos los adultos de hoy en día. La mayoría de las veces ni siquiera lo vemos porque estamos tan absortos en nuestro día a día que no vemos la amenaza que conlleva para nuestro cuerpo y nuestra mente esta actitud o estilo de vida.

¿Cómo mantenerse en forma desde casa?

Nuestro salud y bienestar dependen solo de nosotros mismos. Y voy a ir un poco más allá: nuestros hijos ven lo que hacemos, aprenden y, tarde o temprano, harán lo mismo. Por eso, tener una actitud positiva y ser conscientes de nuestras hábitos es vital en el bienestar y salud.

Convertir nuestras tareas diarias en una rutina de ejercicios es suficiente para mantenernos en forma. El departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU ha publicado una guía para adultos que desean estar físicamente activos, y a su vez, combatir una de las grandes amenazas que tiene, no solo EEUU, también en la mayoría de países occidentales, la obesidad. La guía, personalmente, me parece una fantástica idea. Está en inglés, pero lo puede entender todo el mundo con conocimientos básicos del idioma. Aquí os dejamos el enlace Be Active your Way

Si estamos en movimiento, procedemos a quemar grasas. El movimiento no tiene por qué producirse en un campo de fútbol o en una bicicleta estática. Hay estudios de ocho años que han descubierto que las personas obtienen los mismos beneficios de salud ya sea que vayan al gimnasio, se decidan por ir a pie  al trabajo o realizan las tareas del hogar.

En el caso de las mujeres pueden quemar hasta 240 calorías por hora, mientras el hombre algo más aún (300 calorías por hora) haciendo tareas livianas como quitar el polvo, planchar, limpiar el garaje o colocar la estantería. En definitiva, hay que estar activos.

Sentirnos que hacemos lo que debemos de hacer, nuestro bienestar, ser conscientes de que estamos haciendo las cosas bien. Esto es un acto positivo y, en consecuencia, sano para nuestra mente.

 

 

Deja un comentario