Se produce en la fibromialgia síntomas como estos

Se produce en la fibromialgia síntomas como estos

Tan terribles serían las palabras adecuadas para continuar la frase. Porque la fibromialgia, de la que se habla mucho y pocos pueden dar una respuesta adecuada, parece que es uno de los males que más se extiende por el mundo contemporáneo. Se produce en la fibromialgia síntomas inquietantes que veremos a continuación. Con toda probabilidad es un síndrome (así se califica por los expertos) que salta como un resorte debido a nuestras condiciones de vida actuales. Y eso cuando menos te lo esperas. Porque la fibromialgia tiene unos condicionantes entre los cuales prolifera.  Es escaso lo que se sabe de ella y no es de extrañar cuando hasta hace bien poco ni siquiera era considerada una enfermedad. .

Cómo aparece la fibromialgia y sus síntomas

Bien es verdad que en España se han llegado a dar bajas definitivas por invalidez por padecerla (asociadas a otras enfermedades). Pero, aún así, se pueden contar los pocos casos que sí han tenido la consideración de los tribunales. Y eso, ¿por qué es así? Lo primero, y si estás leyendo esto lo habrás sufrido, como la enfermedad, en tus carnes, es que no creen al paciente que reporta esta dolencia. Que te duele (porque ese es el primer síntoma que tienes), pues te voy a hacer millones de prueba para ver de dónde viene ese dolor.

Y como no se ve nada en radiografías y análisis convencionales entonces ese dolor puede ser inventado o fruto de un comportamiento histérico. Así el paciente que llega a ser diagnosticado de fibromialgia (después de un proceso lento y tortuoso y por descarte) se encuentra con la incomprensión de los que le rodean comenzando por el personal médico y seguido, a veces, por la familia. Pero vamos por el principio, aunque ya te advierto que vamos a profundizar en el tema en los siguientes días.

Síntomas más frecuentes de la fibromialgia

El dolor es un característico en la fibromialgia

  • Lo peor y lo más terrible es el dolor. Es un dolor difuso que se extiende, sin razón aparente, por todo el cuerpo desde el cuero cabelludo hasta las uñas de los pies. No desaparece con los analgésicos convencionales y no tiene nada que ver con el sufrimiento de un golpe, una contractura o una herida. Es como una quemazón constante que va desde dentro hacia fuera. Duele todo, hasta las uñas sin hacer absolutamente nada. Te despierta por la noche. Aparece por la mañana y no remite. Hagas lo que hagas no se va.

El cansancio y la apatías en la fibromialgia síntomas más comunes

  • Unido a esto o como causa del dolor, aparece una fatiga y un cansancio que no es debido a la actividad reciente. Es sistémico que te impide moverte y que te deja sin poder hacer nada durante días. Cualquier tarea se hace pesada. Un contratiempo sin importancia se antoja (a personas resolutivas) un trabajo propio de Titanes.

La primera reacción es de tristeza

  • Ni que decir tiene que, ante estos síntomas tan terribles, te viene una tristeza. ¿Por qué me está pasando esto? Porque la fibromialgia, incluso para el paciente, no se comprende en un principio. Tienes que aprender a lidiar con ella conforme va pasando el tiempo y asimilas lo que te ocurre. Es esta una de las razones por la que se ha considerado una enfermedad psicosomática o producto de una depresión. Porque siempre se reporta estados de apatía y desgana. ¡Es que el dolor da eso! Es muy difícil vivir con alegría cuando aparece un dolor constante.

La pérdida de memoria en la fibromialgia es uno de los síntomas más comunes

  • Pérdidas de memoria a largo o corto plazo. Parece como si el cerebro se ralentizara y te costara encontrar esa palabra común en los cajones  de la mente. Además, cuando está instalada o es muy grave, la sensación es como si tu cuerpo se desconectara a veces, como si hubiera apagones en tu cabeza. Puede llegar a ser peligroso si estás realizando actividades tan sencillas (pero de riesgo cuando sufres la enfermedad) como bajar una escalera.

Se produce en la fibromialgia síntomas tan inquietantes como la falta de estabilidad y el vértigo

  • La falta de estabilidad es también una constante.  Es un vértigo difuso que te impide ponerte en pie con seguridad. A veces es tan grave que es lo primero que reporta el paciente, incluso antes que el dolor.

Insomnio, uno de los síntomas más comunes de la fibromialgia

  • A pesar del cansancio, el sueño se hace liviano. Te despiertas por las noches. Te cuesta trabajo dormir y, a la mañana siguiente, sientes que no has descansando lo suficiente agravando, aún más, los síntomas.

Sed y cambios físicos son comunes en la fibromialgia y sus síntomas

  • Con la fibromialgia, hay quienes reportan una sensación de sed constante.

A la larga la fibromialiga produce irratibilidad

  • Irritabilidad y mal humor.  No se sabe si es consecuencia de este cuadro tan terrible y tan difícil de llevar (al menos en un principio) que la irritabilidad e, incluso, la ira se instala en el paciente. Esto último es más un síntoma producido por los otros anteriores agravados por la incomprensión del entorno.

La fibromialgia te mete en una espiral que es difícil de cortar. Te vas a llevar (y siento alarmarte si has comenzado con la enfermedad) meses de médico en médico, de prueba en prueba, de especialista en especialista, de medicamento (algunos asociados a la depresión) en medicamento hasta que te den un diagnóstico. Cuando lo tengas asumido (y si sigues unas pautas y eso para otro día) podrás sobrellevar la enfermedad. Al principio, todo se te hará un mundo. ¡Y es normal! Luego, puedes ir generando rutinas combinadas (como el mindfulness, la práctica deportiva y el descanso) para ir tomando las riendas de la enfermedad.

 

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

No se sabe. Así sin más. No se sabe y lo más terrible es cuando, por exclusión, se da un diagnóstico, se prescriben medicamentos para una dolencia que no se conoce de dónde proviene. ¿Podemos imaginar un disparate mayor? Pues sí, si tienes en tus manos algún prospecto de un antidepresivo, por poner un caso, la casa farmacéutica que lo realiza declara sin ruborizarse que no se sabe cómo actúa la depresión. ¡Y te recetan fármacos, a veces de por vida, sin conocer los mecanismos físicos del proceso! No voy a ser yo la que te diga que no tomes las pastillas, pero las prescripciones para la fibromialgia son terribles. Creo, honestamente, que son peores el remedio que la enfermedad.

Entonces, ¿cuáles son las causas o la hipótesis de su origen?

  • Hasta hace nada se creía que era una enfermedad psicosomática más y, a pesar de la creciente información, aún hay personal médico que la considera como una variante de la depresión. ¿Por qué se confunde? Porque hay síntomas parecidos y, honestamente, porque es lo fácil. Te doy dos pastillas y ya está que, en el mejor de los casos, no te va a hacer nada.
  • También se ha creído que tiene un componente reumático pero no aparecen marcadores en las analíticas convencionales ni inflamaciones en las articulaciones que justifiquen ese dolor. A veces, la fibromialgia se presenta junto con la artritis, pero ésta es otra enfermedad que hay que tratar aparte.
  • Como últimamente es fácil achacar los males a la predisposición genética, también se ha considerado que es hereditaria, como un fallo en algún cromosoma. Nada de eso se ha llegado a demostrar en ningún estudio.
  • Hay quienes la tratan como una enfermedad de corte alérgica, como una reacción a las histaminas presentes en los alimentos. Si bien es verdad que una alimentación saludable con productos biológicos, baja en grasa y controlada, ayuda a estabilizar la enfermedad tampoco hay ninguna evidencia de que los síntomas de la fibromialgia se deban a estas causas.
  • Sin ningún fundamento, hay quienes afirman que se deben a infecciones bacterianas o víricas. Quizás porque los enfermos de fibromialgia sufren procesos de este tipo (gripes, herpes, gastroenteritis…) con más frecuencia que la población general.
  • Sí se ha comprobado que hay una alteración del flujo sanguíneo hacia el cerebro.
  • Y lo último es que la base es cerebral o neuronal y se está barajando que la fibromialgia se produce como una respuesta equivocada de nuestras células cerebrales ante ciertos estímulos produciendo todos los síntomas desgranados con anterioridad.

 

¿Qué personas tienen más probabilidad de desarrollar fibromialgia?

¿Y por qué no funciona bien nuestro sistema nervioso? Aquí está la pregunta que se está investigando con distinto éxito. Aunque aún no hay una base de datos completa sobre los modos de vida de los enfermos de fibromialgia, sí hay circunstancias comunes:

  • Fuertes dosis de estrés durante largos periodos de tiempo.
  • Dolor psíquico y anímico continuado.
  • Shocks traumáticos.
  • Duelos nos resueltos.
  • Trabajos y gestión diaria de personas tóxicas.
  • Fuertes cargas familiares.
  • Problemas económicos graves.
  • Accidentes de importancia.
  • Vida social limitada.

 

Todos estos condicionantes son comunes a las personas que se encuentran ante un cuadro de fibromialgia.  La fibromialgia es más común en mujeres que en hombres. Se llega a hablar de una proporción de 80-20 y es más frecuente en personas adultas menores de 50 años.

Ante este panorama, antes de embarcarse en tratamientos farmacológicos que no han demostrado su eficacia e, incluso todo lo contrario (ahora se están haciendo pruebas con los efectos perniciosos de un anticonvulsivo), la fibromialgia hay que tratarla desde otro punto de vista. Y ese es el humanista (sí lector o lectora) más que el científico.

Una serie de hábitos saludables y rutinas deportivas constantes ayudan a controlar y cortar el avance de la enfermedad, pero eso para otro día.

 

¡Ya tenemos online nuestro curso para sobreponerse a la fibromialgia! 

 

Por Candela Vizcaíno

 

Deja un comentario