Un intento de definir la fibromialgia: qué es esta enfermedad  

Un intento de definir la fibromialgia: qué es esta enfermedad  

 

En ZR Salud estamos comprometidos con el bienestar integral. Entendemos que un espíritu en calma, sereno ante los acontecimientos adversos, repercute en un buen funcionamiento físico. Paralelamente, el hacernos conscientes del cuidado del cuerpo va generando ondas positivas hacia nuestra mente. El ser humano no puede entenderse de forma desgajada. Por eso, en ZRSalud ofrecemos servicios de nutrición, entrenador personal, cursos de meditación como el mindfulness u otros más espirituales como el de sincronización de los chakras. Tampoco nos olvidamos de desentrañar el complicado mundo de los sueños. Todo ello sin decir tonterías. Entendemos nuestra misión de comunicación y somos respetuosos con las problemáticas ajenas.

Dicho esto, nuestro enfoque con respecto a una enfermedad tan terrible como es la fibromialgia es semejante. ¡No puede ser de otra manera! No podemos entender su superación si no media una armonización del espíritu con el cuerpo. Nuestro curso para superar la fibromialgia  está enfocado de esa manera. No podemos perder de vista que somos uno con el universo, pero también con nosotros mismos. Por eso, todo aquello que nos incide de una manera u otra se manifiesta a nivel físico. Independientemente de que dispongas de un diagnóstico médico te preguntarás acerca de la fibromialgia qué es esta enfermedad. De eso vamos hoy.

 

¿La fibromialgia qué es una enfermedad del cuerpo o de la mente?

O tal te he comentado arriba, con todas estas aristas. Porque las personas que sufren a diario esta enfermedad se enfrentan, por un lado, con la incomprensión de los que le rodean, pero también con su difícil clasificación. Comenzamos esta serie de artículos indicando que la medicina convencional (la que te da un diagnóstico en cinco minutos) te despacha con antidepresivos que nada tienen que ver con la enfermedad. Sus efectos, a veces, son perversos, degenerando en una fibromialgia severa simplemente por acumulación de drogas.

Eso es lo que tenemos que evitar a toda costa. Pero vayamos por el principio. La fibromialgia, en sí, no tiene cura. Dicho esto tan terrible, sí podemos trabajar por nosotros mismos para que sus efectos devastadores sean cada vez menores. ¿Cómo vamos a reducir o eliminar esos síntomas? Un poco más abajo que vamos muy deprisa. Y no tiene cura porque las últimas investigaciones científicas apuntan a que en la fibromialgia se produce un desbarajuste en los niveles de cortisol. Esta hormona se genera cuando hay un cuadro de estrés severo. Mi experiencia con la comunicación entre los enfermos (más bien enfermas porque somos mayoría femenina) de fibromialgia es que la ansiedad y el dolor psíquico ha sido (y sigue siendo) agudo en su intensidad y continuado en el tiempo.

Si es el cortisol el causante de la enfermedad ya sabemos de la fibromialgia qué es

Casi, porque eso son los primeros estudios que habría que afianzar con otras investigaciones. Entonces, ¿por qué no se hacen? Quizás (y no me quiero meter en camisas de once varas) porque a los laboratorios no les interese. El tratamiento sería sencillo y, por tanto, barato. No van a organizar pruebas de millones de euros para no rentabilizarlas en un corto espacio de tiempo. Además, la fibromialgia es terrible pero no letal. Y si no hay muertos, no hay dolencia. Por eso, es tan recurrente del calificativo de “enfermedad silenciosa”. Por tanto, a los enfermos de fibromialgia solo nos queda afrontar esta enfermedad con un tratamiento totalmente natural. Eso es lo que proponemos en ZR Salud.

Si el cortisol es el causante de esta enfermedad (y tiene todas las papeletas y te he dejado más información aquí), podemos controlar esta hormona haciendo que nuestro cuerpo y nuestra mente actúen de manera conjunta. Como he empezado en este artículo, solo podemos enfrentarnos a ello si la sinergia de nuestro espíritu repercute en nuestro físico.

¿Qué tratamiento natural para la fibromialgia proponemos en ZR Salud?

Todos sabemos de los terribles síntomas de la enfermedad: dolor agudo, cansancio extremo, pérdidas de memoria, mareos, desconexiones cerebrales, trastornos digestivos, insomnio…  La única manera de cortar de una vez por todas esta espiral es con estos cuatro pilares básicos:

  1. Ejercicio físico como tratamiento para la fibromialgia.

Ya sé que me vas a decir que no te puedes mover, pero hay que empezar a realizar alguna actividad deportiva en cuanto se pasen las crisis. No hay otra. Se hace poco a poco pero en nada notarás la mejoría.

  1. Cuidado de la alimentación para no aumentar aún más el cortisol.

Esta hormona se alimenta de la grasa almacenada en el abdomen. Por eso, es necesario cuidar la dieta y llevar una alimentación saludable baja en grasa. Si es necesario, hay que bajar de peso llevando un plan alimenticio ordenado.

  1. Cuidado de la asertividad para no sobrecargarnos emocionalmente.

Porque ya sabemos que un exceso de responsabilidades y un dolor psíquico continuado son causantes de esta terrible enfermedad. Cortemos el avance del cortisol diciendo no a diestro y siniestro.

  1. Ocio saludable en torno a la naturaleza que serena cuerpo y mente.

Deja que la naturaleza te ayude. Vete al campo, al mar, a un parque… Sal de ambientes tóxicos en todos los sentidos. Tú te lo mereces.

Estas bases son las que proponemos en nuestro curso para superar la fibromialgia. Es totalmente natural y ningún médico te va a decir que te va a hacer daño. Sí te digo desde ya que es la única manera de afrontar de una vez por todas la enfermedad. Te he dejado mi historia aquí. Cuido en soledad de una niña de 9 años. Trabajo y ni siquiera tengo ayuda en casa. He empezado a salir y andar el camino de la felicidad. ¿Acaso no quieres eso para ti?

¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

 

Deja un comentario