¿Qué sabemos sobre la fibromialgia, la enfermedad silenciosa?

¿Qué sabemos sobre la fibromialgia, la enfermedad silenciosa?

De ella se dice de todo. Los grupos de Facebook están hasta arriba con testimonios terribles, con un día a día que es muy difícil de sobrellevar. La depresión (sin tener, en principio, nada que ver) se va instalando en las que la sufren. El trabajo se hace imposible y las tareas se vuelven insoportables. Es frecuente que llegue con una fatiga apabullante, invalidante, dejando a la persona postrada. Es la fibromialgia. Es la enfermedad del siglo XXI. Pero, ¿qué sabemos de ella? Vamos a intentar poner un poco de orden.

Comienzas a sospechar que tienes fibromialgia cuando sufres estos síntomas

Los síntomas aparecen de repente y deja a la persona descolocada y fuera de la circulación. Los primeros meses (hay quien se lleva años) cuesta hacerse a la nueva realidad, al nuevo estatus quo que ha impuesto la enfermedad. Aunque los síntomas de la fibromialgia son muy extensos, los más comunes son estos:

1.- Dolor agudo, crónico, punzante o quemante que no remite con analgésicos. El dolor es generalizado e, incluso, se extiende a partes del cuerpo que normalmente no duelen en reposo. Hablo de que duelen pelos, uñas, hombros, brazos, piel, ojos…

2.- Cansancio extremo que no desaparece con reposo. La fatiga es invalidante y no te permite, en casos extremos, mover ni un solo músculo.

3.- Con ellos llega una profunda tristeza, un preguntarse qué me está pasando, qué ha sucedido aquí. La pena llega a ser infinita. Se profundiza y se enquista en el alma. Si no logramos atajar la enfermedad, el dolor psíquico y anímico se va apoderando de nosotros por varias razones. La primera porque no se vislumbra una puerta de salida. La segunda porque la fibromialgia es tan malvada que no es comprendida.

4.- Malestares estomacales de todo tipo que impiden comer o que, por el contrario, te lleva a esos alimentos que tú sabes que no te convienen.

5.- Insomnio a pesar del cansancio. Cuesta dormirse y los despertares nocturnos son más comunes. A veces, se acompañan de pesadillas, sudores o calambres.

Y seguimos con más síntomas de la fibromialgia 

6.- Mareos y vértigos que pueden llegar a ser peligrosos. Es en este momento cuando invade el miedo por la posibilidad de caer en una fibromialgia severa.

7.- Pérdida de memoria e imposibilidad para encontrar las palabras. En personas inteligentes, intuitivas o cultas este aspecto se sobrelleva bastante mal.

8.- En casos extremos se pierde, para siempre, la menstruación entrando en una menopausia precoz.

9.- Son frecuentes los eczemas en la piel, sarpullidos, ronchas, grietas y cicatrices pequeñas por el debilitamiento de la epidermis.

10.- Depresión cuando no se da con el diagnóstico a tiempo o se percibe la imposibilidad de una cura.

¿Qué causa la fibromialgia?

Ante este panorama, las pacientes (hay una mayoría apabullante de mujeres) se desesperan e intentan buscar una causa. Las investigaciones salen con cuentagotas pero parece que hay un desbarajuste en los niveles de cortisol en las personas con fibromialgia. Lo he dejado expuesto aquí. El cortisol es una de las hormonas del estrés y se eleva con periodos largos de dolor psíquico, duelos no resueltos, cuidados de enfermos, problemáticas graves en el trabajo y/o en la familia, gestión continua de personas tóxicas, soledades profundas no deseadas… El cortisol elevado produce síntomas similares a los de la fibromialgia y las personas aquejadas por la enfermedad reportan cuadros vivenciales semejantes. Por eso, cualquier programa para atajar la enfermedad pasa por nivelar el cortisol.

¿Cuál es el patrón común de las enfermas de fibromialgia?

Porque aquí llega lo siguiente. La fibromialgia es una enfermedad mayoritariamente femenina y de edad joven. Se suele diagnosticar entre los 30 y los 50, aunque eso es lo común. Hay casos de personas de menor y mayor edad. Las aquejadas por la enfermedad reportan (en consulta y en los grupos) estados vivenciales muy cercanos a los anotados un poco antes. La sobrecarga de trabajo, el exceso de responsabilidad, la resolución de problemas en soledad, la falta de apoyo emocional, el tener que salir adelante como sea y en situaciones un poco complicadas está detrás de la mayoría de las personas afectadas por fibromialgia.

¿Cuál es el tratamiento de la fibromialgia?

A la fibromialgia se llega por descarte. No hay una prueba clínica que apunte hacia la enfermedad. No hay especialistas ni unidades específicas en los hospitales. Los médicos de cabecera hacen lo que pueden y se van a lo fácil: antidepresivos. La fibromialgia no tiene nada que ver con esta terrible enfermedad. Por tanto, cada vez se necesitan mayores dosis de ansiolíticos o de píldoras para dormir. El dolor no remite con los calmantes comunes. ¡Hay quienes están ya enganchadas a la morfina de manera legal! Cuando esto no funciona, se van aumentando las dosis hasta llegar a… Lyrica. ¿Qué es eso? Veneno puro. Este tratamiento para la fibromialgia no puede considerarse una cura. Y más bien es echar más complicaciones a una enfermedad ya de por sí compleja.

¿No tiene cura la fibromialgia? ¿Qué puedo hacer?

Entonces, ¿esto  no tiene solución? La fibromialgia es una enfermedad crónica. No es una gripe que te entra y te sale. Es para toda la vida. Pero, ¡tranquila! desde ya te digo que, con unos cuidados de tu parte, puedes vencerla, atajarla, cortarla… Las crisis serán más espaciadas. El dolor irá desapareciendo. Los mareos pueden desaparecer del todo. Y… empezarás a ver la vida con una alegría desconocida: la de los supervivientes.

Abrir la puerta a la esperanza: la fibromialgia se puede vencer

Pero si yo he dicho que la fibromialgia no tiene cura, cómo vengo ahora poniendo aquí que se puede vencer. Esta terrible enfermedad, con un “bastante” de tu parte, se puede sobrellevar bien. Así sin más. Yo lo he hecho. Lo hago a diario. Reconozco que los síntomas estarán siempre al acecho. Te digo ya que en momentos malos te vendrá de nuevo el dolor. Te advierto que habrá días que creerás que has dado un paso atrás. Pero, con cuidado de tu parte, la fibromialgia se vence.

Es lo que propongo en ZR Salud con el Programa para vencer la fibromialgia. Está basado en 4 pilares y se desarrolla online. Estaré a tu lado durante 9 semanas (o las que necesites) para que aprendas a dar los primeros pasos necesarios para parar la enfermedad. Ni que decir tiene que el programa no propone medicamentos ni cosas raras. Se basa en lo siguiente y muy resumidamente:

1.- Ejercicio físico diario moderado y adaptado para regular los niveles de cortisol a corto y medio plazo.

2.- Dieta equilibrada para evitar los picos de ansiedad y la alimentación que favorece el insomnio o las tristezas.

3.- Ocio saludable alrededor de la naturaleza para potenciar una sana introspección.

4.- Mejora de la asertividad para romper el círculo vicioso de las cargas innecesarias y centrarnos (con salud y generosidad) en nosotros mismos. Es importante reducir el estrés de la vida diaria poco a poco.

Con este programa que no llega a los tres meses tu vida dará un giro radical. Serás capaz de ir sobreponiéndote al dolor tan físico como anímico.  ¿Te animas? ¿Te atreves tú también a mirar cara a cara ese dragón llamado fibromialgia?

Por Candela Vizcaíno

Si quieres leer mi historia, pica en el link sobre mi nombre.

 

Deja un comentario