Embarazo, preocupaciones y temores.

Embarazo, preocupaciones y temores.

Preocupaciones en el embarazo

 

Es perfectamente normal preocuparse durante el embarazo, ya sea por ser madre por primera vez o madre de muchos niños. Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que preocuparse innecesariamente por el embarazo puede causar más daño que beneficio.

El embarazo es un motivo de gran celebración, alegría y esperanza. Pero al mismo tiempo, algunas futuras mamás pueden experimentar altos niveles de estrés y ansiedad durante este período.

 

Los principales temores de las mujeres embarazadas son:

 

Que el bebé tenga algún tipo de defecto de nacimiento

El temor que más mujeres tienen se refiere al bebé y que pueda tener un defecto de nacimiento.

 

Aborto involuntario

El miedo a abortar o tener un bebé muerto preocupa a muchas mujeres también, incluso llega a producirles trastornos del sueño.

 

Parto doloroso

El enfrentarse un parto doloroso es otra preocupación frecuente en las embarazadas, aunque en la realidad en la mayoría de los casos esto no es así.

 

Que el bebé se enrede en el cordón

Otro de los temores se refiere al cordón umbilical.  Que el cordón umbilical se enrolle alrededor del bebé.

 

Otros temores en el embarazo

Tener un  parto prematuro

No perder peso después de que nazca el bebé.

Infidelidad conyugal en el embarazo

No ser una buena madre

Comer algo que siente mal al bebé

No saber hacer frente a las nuevas responsabilidades.

Morir en el parto.

Romper aguas en en público.

 

Qué debes hacer para dejar de preocuparte durante el embarazo.

 

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero seguro que estos consejos te ayudan a manejar tus temores:

  • Averigua la fuente de tus preocupaciones.
  • Habla de ello. Comparta sus preocupaciones y problemas con su cónyuge, amigos y / o colegas.
  • Asista o lea sobre clases prenatales si el miedo a lo desconocido se acerca a usted. Estar informado acerca de qué esperar en el trabajo de parto o la lactancia lo hará sentir más seguro y menos preocupado por lo que está por venir.
  • ¡Habla con tu médico! Averigua si estás sufriendo depresión prenatal.
    Saque tiempo para descansar
  • Mímate: spa, masajes, compre y haga algo que le guste. Sigue riendo. La risa es la mejor medicina.
  • Come bien y mantente bien hidratada. Es importante asegurar una ingesta suficiente de ácidos omega (que se encuentran en pescados grasos como el salmón y el bacalao) ya que la insuficiencia se ha asociado con la depresión.
  • El ejercicio en niveles apropiados para la etapa de su embarazo aumentará la cantidad de feromonas en el cuerpo para lograr ese efecto de «sentirse bien».

 

Esperamos que te haya gustado nuestro post “Embarazo, preocupaciones y temores, si tienes cualquier duda, o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros, a través de nuestro formulario de contacto o de nuestra página de Facebook.

Deja un comentario