Embarazo. La tocofobia

Embarazo. La tocofobia

Para la mayoría de las mujeres, tener un bebé es una perspectiva emocionante, llena de alegría y felicidad.

Pero para algunas futuras madres es lo contrario. Sufren un terror mortal al embarazo y nacimiento.

Están sufriendo de una verdadera fobia llamada tocofobia.

La palabra tocofobia proviene de la palabra griega tokos, que significa «parto» y fobos, que significa «miedo».

Tocofobia es una ansiedad intensa o miedo al embarazo y al parto, y que hace que algunas mujeres evitan el embarazo y el parto por completo.  Las mujeres que sufren de tocofobia a menudo se sienten solas en su angustia.

Están aterrorizadas de lo que el embarazo puede tener para ellas. Es la expectativa de un dolor desconocido lo que preocupa a las mujeres de forma inusual. Esto lleva a producirles una ansiedad difícil de gestionar.

Este temor ha llevado a maujeres que desean desesperadamente tener hijos,  a evitar el embarazo por temor a morir.

Muchas mujeres no son capaces de superar este miedo y algunas mujeres permanecen sin hijos, otras deciden adoptar.

Cuando una mujer padece esta fobia y está embarazada, el grado de temor y aprensión, que experimenta, no solo es perjudicial para la madre, sino también para el bebé.

Sufren de insomnio, episodios de llanto, inquietud y nerviosismo.

La ansiedad sobre el embarazo y el parto puede llevar a complicaciones del parto y aumentar la necesidad de intervenciones durante el parto.

Su miedo puede ser tan intenso que en ocasiones obliga a pedir una cesárea, ya que el parto vaginal es muy difícil de contemplar.

El miedo al parto es más frecuente entre las mujeres que tienen su primer hijo que las que ya han tenido un hijo.

Las causas de la tocofobia pueden deberse  diferentes factores, destacando los siguientes:

  • En ocasiones, la tocofobia puede deberse a la primera infancia.
  • Los sentimientos negativos hacia el parto pueden transmitirse entre la madre y la hija.
  • Ser resultado de abuso sexual,
  • Surgir después de un acontecimiento, como por ejemplo ver una película sobre el parto en una etapa temprana de la vida sin ninguna explicación o apoyo.

 

Por último añadir que este temor al parto es real y puede tener graves consecuencias.

Si lo padeces, habla con tu médico o ginecólogo. Él te aconsejará sobre cómo manejarlo, posiblemente con apoyo psicológico. Como cualquier fobia, puede curarse y permitirte tener un embarazo y parto armoniosos.

Y si buscas un buen seguro de salud para tu bebé, aquí puedes encontrarlo

 

Esperamos que te haya gustado nuestro post “Embarazo. La tocofobia, si tienes cualquier duda, o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros, a través de nuestro formulario de contacto o de nuestra página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *