El sello ecocert y bloqueadores solares ecológicos: Definimos la cosmética natural y ecológica que te cuida sin químicos:

El sello ecocert y bloqueadores solares ecológicos: Definimos la cosmética natural y ecológica que te cuida sin químicos:

El auge de las marcas de productos verdes está por todas partes. Sin embargo, hay que saber que no siempre un producto calificado como natural es ecológico. Ya que puede haber utilizado plantas naturales para su elaboración pero sus procesos de fabricación haber sido los tradicionales.

Por su parte, un producto caracterizado como ecológico siempre es natural. También ha respetado el medioambiente durante sus etapas de fabricación y a través de la cadena de producción.

Productos naturales con el sello ecocert: qué es y para qué sirve

Desde 1991 Ecocert certifica la agricultura biológica en más de 95 países. Y a partir de 2001 también lo hace en el ámbito de la cosmética. En la actualidad el sello Ecocert es el más conocido en cosmética natural. Garantiza que los productos contengan un mínimo del 95 por ciento de ingredientes naturales. Y también que el 95 por ciento de los ingredientes vegetales provengan de agricultura biológica. Esto es, tiene que ser no testeada en animales, sin parabenos, siliconas, fenoxietanol, parafinas, colorantes sintéticos, activos genéticamente modificados o irradiados, alcohol o perfumes sintéticos.

Cuando existe el certificado Bio quiere decir que se utilizaron extractos vegetales para obtener productos hipoalergénicos. También se incorporó CO2, que permite alcanzar pureza y máxima tolerancia. Las materias primas no solo deben ser naturales sino de calidad óptima.

Vale aclarar que de acuerdo a los países de procedencia la denominación puede variar aunque signifique lo mismo. En Estados Unidos, por poner un caso, se utiliza el término orgánico, en España ecológico y en Francia biológico.

Cosmética ecológica con Ecocert

El nivel de exigencia superior al de la reglamentación convencional de los productos cosméticos permite que se imprima el sello Ecocert. Este identifica la cosmética ecológica y biológica cuando toda la cadena de producción ha sido inspeccionada. Y se constata la utilización de extractos puros que ofrecen mayor tolerancia dermatológica. También que se han usado ingredientes provienentes de cosechas que no utilizan productos químicos ni dañan la tierra.

Nada queda librado al azar. Ecocert controla métodos, componentes y procesos de producción, materiales utilizados para el embalaje, higiene, etiquetado, reciclado de materiales empleados, limpieza y no contaminación del laboratorio, almacenamiento, transporte y calidad integral del producto.

Cosmética natural y sus sellos de calidad

“Más allá del vital cuidado de la naturaleza, la piel es la destinataria de los productos cosméticos ecológicos y es la verdadera favorecida. Se trate de cremas, emulsiones, aceites faciales o corporales u otros productos para la higiene personal. Las funciones dérmicas se benefician con aceites esenciales auténticos, ideales para pieles sensibles porque no provocan efectos secundarios. Podemos decir que no discrimina sexo ni edad, tanto las pueden utilizar  mujeres como hombres y niños.”

Ecocert significa seguridad, ética y, sobre todo, respeto al consumidor. Si somos partidarios de la ecología seguro que nos interesamos por lo que consumimos. Por tanto, nada mejor que antes de llevar los productos para el propio cuidado a casa empecemos por constatar que figure impreso el sello Ecocert en los envases.

Utilizar productos de cosmética con filtro solar natural no es únicamente una opción de belleza más. Es, también, un compromiso con nosotros mismos -con nuestro bienestar interior y exterior- a la par que una apuesta por la conservación de nuestro maltrecho medio ambiente.

Cremas naturales, qué son

Las partículas microscópicas de los derivados del petróleo con los que se fabrican la gran mayoría de los productos de higiene y cosmética que utilizamos a diario se van acumulando en los poros de la epidermis impidiendo su correcta “respiración”. Esto provoca que la piel se vaya debilitando paulatinamente. Se hace, por tanto, a largo plazo, más propensa a todo tipo de alergias, infecciones y reacciones.

Pero la epidermis no solo tiene que defenderse diariamente de virus, bacterias y microorganismos sino que, además, está expuesta constantemente a la radiación solar, a los conocidos rayos UVA, UVB y UBC. Estos últimos, al tener efectos mutagénicos, son letales para el ser humano. Si bien la atmósfera se encarga de filtrar la gran mayoría de los rayos ultravioletas más nocivos. Si no fuera así, la vida no hubiera progresado en el planeta Tierra, con el paulatino debilitamiento de la capa de ozono, cada día es mayor la cantidad de radiación perjudicial que llega hasta nosotros.

Aunque las campañas de sensibilización han dado su fruto y son ya muchos los que no tienen la ocurrencia de tumbarse en la playa, esquiar o pasear por la montaña sin un protector solar adecuado, aún es una minoría la que se decanta por los filtros solares con la etiqueta eco o bio.

Bloqueadores solares ecológicos o naturales

Prácticamente, todas las firmas de belleza que trabajan la línea biológica adquieren un fuerte compromiso con el medio ambiente. No solo utilizan ingredientes naturales procedentes de la agricultura ecológica. También, realizan un esfuerzo por reducir las emisiones de CO2. Reducen los envoltorios o los hacen con reciclados, fomentan el comercio justo y no experimentan con animales.

Si esto fuera poco, ya hay datos científicos que relacionan el deterioro de la barrera de coral con las toneladas de productos químicos que se vierten al mar. Esto se hace a través de los productos de higiene y, especialmente, de las pantallas solares convencionales. Se ha demostrado que los ingredientes más frecuentes de estas cremas pueden actuar en el desarrollo de un virus. Este afecta a un alga simbiótica (es decir, amiga) de la frágil barrera coralina. Al reducirse la población de estas algas (atacadas por estos microorganismos), es aún más difícil para los corales realizar la fotosíntesis necesaria para su supervivencia.

Protectores solares naturales

A diferencia de los filtros solares convencionales, los productos naturales hay que definirlos con lo que no tienen, en lugar de lo que sí tienen. Deben estar libres de elementos sintéticos, químicos, parabenos y Sodium lauryl sulfate, el cual, según diversos estudios, puede provocar, con el uso continuado, diversas afecciones de la piel, cáncer incluido.

Los protectores solares ecológicos utilizan como pantalla frente a los rayos del sol (en combinación con aceites vegetales) minerales inocuos para salud. Los más frecuentes son el óxido de cinc o el dióxido de titanio. Esta mezcla hace un efecto de pantalla física que no es absorbida por el organismo. Y así porque no llega a penetrar en la piel.

Todos los productos de belleza ecológicos (no solo los filtros solares) están especialmente recomendados para las pieles sensibles, reactivas y las delicadas de los bebés. Para que un solar cumpla con las estrictas normas de la cosmética ecológica debe estar certificado por uno o varios sellos. Estos son Ecocert, Cosmebio, Ecocontrol, BDIH… Firmas tan conocidas en la estética ecológica como Lavera, Janson, Santé o la lujosa Caudalie disponen de solares adecuados para toda la familia.

Además, al día de hoy es fácil encontrar estos productos a través de Internet. Para todos aquellos que quieran protegerse del sol respetando, a la par, el maravilloso legado ofrecido por la madre naturaleza, la mejor opción es utilizar pantallas solares ecológicas.

Junto con el ejercicio físico, una dieta equilibrada y un mente despejada es lo mejor que podemos dar a nuestro cuerpo. ¿Te apuntas?

Por Candela Vizcaíno

 

Deja un comentario