El cortisol entre las causas de la fibromialgia

El cortisol entre las causas de la fibromialgia

Al día de hoy, 22 de agosto de 2018, no se han descubierto las causas de la fibromialgia que, al parecer, no hay un solo desencadenante de la enfermedad. Esto al día de hoy en el que las pacientes (lo siento por los hombres, pero somos una aplastante mayoría femenina) no encuentran consuelo, tan frecuentemente, a los terribles síntomas de la enfermedad. A pesar de que las investigaciones parecen realizarse con cuentagotas, se está empezando a dilucidar qué es lo que produce esta enfermedad. La última investigación con visos de llegar a buen puerto apunta a unos niveles elevados de cortisol (la hormona del estrés) durante todo el día en los pacientes con fibromialgia.

Soy consciente (y lo afirmo personalmente) que muchas personas se han rendido a la enfermedad. Nada tengo que decir ante esta opción (si se puede llamar así) personal.  Es tanto el dolor, el insomnio, los vértigos, la pérdida de memoria… el sufrimiento que a la mayoría no le queda más fuerza para ir sobrellevando su vida. Sin ánimo de hacer crítica alguna (a la cual ni tengo derecho ni me está permitida moralmente) sí hago un voto de optimismo. Y me reafirmo en lo ya expuesto en otras ocasiones en este y otros sitios: la fibromialgia se puede superar. Eso sí,  pasado el primer impacto del diagnóstico, hay que agarrarse al más tenue hilo de fortaleza anímica para salir adelante. ¡Se puede y no me cansaré nunca de repetirlo! Yo lo he hecho. No es fácil (es terriblemente complicado) pero se puede.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

Entonces, qué produce esta enfermedad tan invalidante. ¿Es un virus? ¿Un trastorno hormonal? ¿Una enfermedad psicosomática? Sí están de acuerdo casi todos los investigadores (aunque no hace falta ni hacer estadísticas y se ve nada más pasarse por los múltiples foros sobre fibromialgia que existen en Facebook) que hay algo emocional detrás. ¿Estamos locas? La respuesta es un rotundo no. ¿Somos quejicas? Es otro rotundo no. Es más, en la mayoría de los casos somos unas campeonas que llevamos nuestra vida adelante con síntomas terribles. Entonces, ¿cuáles son las causas de la fibromialgia?

Las últimas investigaciones (dejando tonterías que se publican a diario en Internet) relacionan la fibromialgia con una mala respuesta neuronal a los estímulos psíquicos, nerviosos o físicos. Esto es, hay como un fallo en nuestro cerebro que no deja leer correctamente a las neuronas. ¿Por qué se produce esto? Investigando más se ha llegado a la conclusión de que en el historial de las enfermas se encuentran personas, en la mayoría de los casos, muy resolutivas, fuertes, empáticas y bondadosas (todo eso sí) que han cargado con más responsabilidad de la que les corresponden durante mucho tiempo. No es algo puntual. Este sobresfuerzo se produce en intensidad, cantidad y duración.

Como consecuencia, se ha producido un desbarajuste en las hormonas que controlan el estrés y/o la felicidad. Habrás oído hablar de adrenalina, endorfinas e, incluso, cortisol… Porque este último parece que está implicado en el cuadro terrible de la enfermedad. Las últimas investigaciones en busca de un tratamiento se están dirigiendo por este terreno.

¿Qué es el cortisol y cómo se manifiesta en el organismo?

Conocido también como hidrocortisina, se libera por las glándulas suprarrenales. ¡Tranquilas que no tenemos nada de riñón al menos por ahora! El cortisol es una hormona responsable de la gestión del estrés (¿te suena, verdad?) y se libera ante niveles bajos de glucocorticoides. Estos últimos son los responsables del metabolismo de los carbohidratos. Hasta aquí todo bien, pero ya vas sospechando que lo mismo ha pasado algo en tu cuerpo debido a periodos larguísimos de dolor psíquico con una alimentación poco equilibrada. Te recuerdo que, con ansiedad, te da por comer esas cosas tan poco saludables (bollería, dulces, pastas, chocolates…) repletas de carbohidratos que el organismo no puede asimilar.

Los niveles de cortisol no son estables durante todo el día. Son más elevados por la mañana y van bajando de intensidad. En las personas con fibromialgia los niveles están alterados al alza y, también, descompensados.  El desbarajuste del cortisol puede estar, por tanto, en una (o la principal) de entre las causas de la fibromialgia. Porque, ¿qué función realiza esta hormona en el organismo? Anota.

  • Es el responsable de romper las moléculas de grasas, proteínas e hidratos de carbono. Por eso, una alimentación saludable se hace imprescindible en el tratamiento de la fibromialgia.
  • Actúa regulando la mineralización el organismo.
  • Incrementa el nivel de glucosa en sangre.
  • Ayuda a mantener el sistema inmunitario en perfectas condiciones.

 

¿Por qué puede ser el cortisol una de las causas de la fibromialgia?

Pero, además, de estas funciones en el organismo, el cortisol es una de las hormonas  del estrés y, como tal, cuando está descompensada genera:

  • Cansancio extremo que no permite moverte. ¿Te suena, verdad?
  • Falta de concentración, lapsus mentales, desconexiones cerebrales y dificultad para encontrar las palabras adecuadas. ¿También te suena, verdad?
  • Una propensión a la ira que no se manifiesta en los pacientes que sufren fibromialgia. En otro sitio ya he hablado sobre la diferencia entre los síntomas de las fibromialgia y el estrés.
  • Dolor físico agudo. ¡Ni te pregunto!
  • El sistema inmunológico se debilita al máximo y se producen enfermedades de todo tipo. También se han reportado un aumento de alergias. ¿Te suena también, verdad?
  • Su desbarajuste también produce un aumento de la glucosa en sangre.
  • Cuando los niveles están terriblemente descompensados se produce infertilidad, trastornos en la menstruación e incluso menopausia precoz.
  • El cortisol elevado (ahora seguimos) impide que se metabolicen las grasas e hidratos de carbono de forma adecuada. Eso produce sobrepeso y obesidad con tendencia a la acumulación en la zona abdominal. Puede que te suene…
  • Un exceso de cortisol en sangre produce pérdidas de equilibrios peligrosísimos y temblor en las extremidades (sobre todo en las manos). ¿Te suena? Creo que sí y mucho. Aunque esos síntomas también mejoran con terapias de meditación como el mindfulness, hay que hacer algo más.

 

Entonces, ¿es el cortisol elevado una de las causas de la fibromialgia invalidante?

Aún no son concluyentes los estudios pero van cuadrando una cosa con la otra. El cortisol se eleva con el estrés e incluso con el ejercicio físico intenso. Cuando nos sobrecargamos con demasiadas responsabilidades y llega el dolor psíquico no damos tiempo a nuestro organismo a regular esta hormona. Por tanto, todo se vuelve un poco loco y desemboca en el síndrome de la fibromialgia.

¿Qué hacemos, entonces, para regular el cortisol?

1.- Bien es verdad que el ejercicio físico intenso eleva los niveles de cortisol, pero es el referente a hacer una maratón o un ironman. No nos vamos a poner a hacer eso. Por el contrario, el deporte moderado  ayuda a regular los niveles de cortisol y todas las hormonas que intervienen en el estrés. No me canso de repetirlo y es uno de los pilares de nuestro curso para superar la fibromialgia: el ejercicio físico (realizado correctamente) es una de las mejores ayudas para superar esta enfermedad.

2.- Alimentación equilibrada baja en hidratos de carbono y grasas para no sobrecargar más al organismo con esta hormona. También es otro de los pilares de nuestro curso online para superar la fibromialgia.

3.- Ocio saludable (abogo por él incluso sin esta enfermedad) al aire libre para que nuestro cuerpo vaya generando endorfinas (que contrarrestan los efectos del cortisol) de forma natural. El efecto de la naturaleza y, sobre todo, del mar sobre la fibromialgia es bastante sanador.

4.- Aumento de la asertividad para no generar más estrés a nuestro alrededor. Es quizás lo más difícil pero también te doy algunas pistas en el curso online para salir de la fibromialgia.

Con estas cuatro bases saludables, sin contraindicaciones y a las que ningún médico va a poner pegas tu fibromialgia vas a mejorar tanto que es posible llevar esa vida que anhelas cada vez que te levantas tan mal.

¿Hablamos? Recuerda que tienes una casilla comentarios más abajo.

Foto y texto por Candela Vizcaíno

 

Deja un comentario