El verano también es para adelgazar con estos diez consejos

El verano también es para adelgazar con estos diez consejos

Qué sí, que sí se puede e, incluso, cambiando el chip mental es hasta más fácil que en cualquier época del año. ¿Has llegado a la operación bikini con unos cuantos kilos de más? ¿La falta de rutina de las vacaciones solo hace que vayan añadiéndose más y más michelines? ¡No desesperes! ¡Y no lo dejes para septiembre! ¡Hay que comenzar ya! Y, además, el verano es una buena época para comenzar a adelgazar, para empezar con los hábitos saludables, para entrar en el próximo curso con energías renovadas… ¡En marcha que las Navidades están a la vuelta de la esquina y aquí ya es más difícil seguir una dieta para adelgazar!

¿Por qué el verano es una buena época para empezar a adelgazar y apuntarse a una dieta sana?

Cinco razones nada más:

1.- Los últimos estudios relacionan el sol con la facilidad para adelgazar. Aún no está claro cómo procede el mecanismo pero sí que funciona.

2.- Estamos más relajados y podemos dormir más. Por un lado, nos permite centrarnos en nosotros mismos más tiempo, libres de las obligaciones de todo el año y, además, podemos dormir más. La falta de sueño no ayuda a adelgazar. Así que aprovecha para dormir más. También es una época fantástica para iniciar un curso de ayuda para fortalecer la voluntad (que tanto falla cuando se sigue una dieta para adelgazar).  Uno de los más accesibles es el mindfulness.

3.- Hay algo más de tiempo libre y es más fácil empezar un plan de vida radical. ¿Cuántas veces los has pospuestos porque vas corriendo de un lado para otra? Ahora es el momento de parar. Y… ponerse en marcha…

4.- Se tiene la sensación (y así es) de un cambio de ciclo. La vida nueva comienza en septiembre con los niños en el cole y  la vuelta al trabajo.

5.- Puedes aprovechar para empezar a hacer ejercicio. Afortunadamente cada vez somos más conscientes de la importancia del deporte sea cual sea tu estado emocional.

10 tips para adelgazar en verano estés o no estés de vacaciones

  1. Cambia el chip.

Vale que hay que acumular horas de descanso que para eso estás de vacaciones y, además, son imprescindibles para tu salud, pero no te rindas, a la primera, a la molicie. Piensa que con tan solo una hora de ejercicio al día todos los días, ya estás quemando esa barbacoa con embutidos o los mojitos al lado de la piscina. Lo primero, por tanto, es cambiar el chip mental. Y el verano es la época propicia para ello. Estamos más relajados y tenemos más tiempo.

  1. Deporte, más deporte y sigue con el deporte.

Sean como sean tus vacaciones. Aunque buena parte de los hoteles actuales ya tienen su propio gimnasio,  intenta no encerrarte que para eso estamos en verano y se trata de adelgazar con alegría. ¿Qué te vas de vacaciones urbanas? deja el transporte público y apúntate al pateo. Unas zapatillas cómodas, tranquilidad y muchas caminatas. ¿Qué lo tuyo es la playa? Entonces no tienes excusas para estar todo el día en la toalla. Con una caminata a buen ritmo de una hora por la mañana y otra al caer la tarde todos los días habrás disfrutado de las olas, del sol, de la brisa, de las algas y encima has quemado esas calorías que te van a permitir adelgazar más rápido. ¿Qué te has apuntado a la montaña? Busca rutas de senderismo de entre 2 y 3 horas y disfruta del campo. Y eso sin contar las innumerables actividades extras que puedes hacer en los sitios más concurridos de las vacaciones. En verano, el deporte se disfruta con más intensidad.

  1. Reduce alcohol innecesario.

Que se apetecen muchos mojitos y cervezas en los chiringuitos, pero todo es bueno con moderación. Quizás el caos del verano no nos hace consciente de los peligros (a todos los niveles) del exceso de alcohol. Volvemos al punto primero: cambia el chip y pon orden. Es la época en la que más tiempo tienes.

  1. Toma mucha fruta fresca.

Apúntate a las frutas veraniegas para calmar la sed y el gusanillo. Es lo mejor que puedes hacer por tu salud y para adelgazar. Recuerda que una porción de 100 gramos de sandía solo contiene 30 calorías, de melón 34, de piña 50… Aparte de saciarte sin llenarte de calorías, te aportan vitaminas, agua, minerales y mucha fibra.

  1. La plancha es tu aliada en las dietas para adelgazar.

¿Estás en la playa y te invade el aroma de los espetos de sardinas? ¡A por ellos! ¿A qué esperas? Los pescados a la plancha son la mejor opción para adelgazar. Además están deliciosos y el yodo natural que contienen te ayuda a perder peso con mayor facilidad. Tampoco podemos olvidar las carnes estés donde estés. Elige piezas magras de ternera o, mejor, apúntate al pollo, pavo, conejo… Todos están deliciosos en la barbacoa o en la plancha de la cocina. Recuerda que las proteínas son necesarias no ya para tener una buena salud sino para la vida.

  1. No te olvides de las verduras.

Los calabacines, berenjenas, tomates, pimientos, cebollas están deliciosos a la brasa y tienen poquísimas calorías. Ve alternando con ensaladas frescas que puedes hacer mezclando lechugas con verduras, brotes e, incluso frutas (manzanas, papayas, mangos y piñas están deliciosos). Todos estos productos están disponibles durante el verano, se apetecen mucho porque están fresquitos y te ayudan a adelgazar.

  1. Deja la sal.

Ahora es mucho más importante. Los pescados no necesitan mucha sal para que estén jugosos y las carnes muy saladas pierden todo su sabor. El verano es la mejor época para ser conscientes de esto. Te va a permitir adelgazar y apuntarte al lado sano de la vida.

  1. Un tanto de lo mismo vale para el azúcar.

Claro que no es cuestión de amargarte las vacaciones sin probar un helado, pero ya hay en quioscos opciones frías de polos hechos con frutas con tan solo 50 calorías por unidad. No hacemos propaganda de marcas, pero están disponibles en España.

  1. Consume mucha agua mineral siempre.

Que sea mucha y baja en sodio y calcio.

  1. Duerme lo suficiente y aprovecha las vacaciones para hacer horas extras de sueño.

Que no todo es dieta y deporte (ambas cosas están bien cuando te motivas y lo disfrutas). Ya son incontables los estudios que relacionan la falta de sueño con el sobrepeso. ¡Así que… aprovecha! ¡Estás de vacaciones!

¿Has logrado adelgazar en verano o durante las vacaciones? Cuéntanos tu experiencia. La casilla comentarios está abierta para ti todo el año.

¡Y recuerda que estamos en Facebook y en nuestro grupo de salud!

Por Candela Vizcaíno

 

Deja un comentario